viernes, 26 de enero de 2018

Remonte & focas, Bosque de la Rabosa en Cerler.


Desde la noche del jueves, después de la Tapas de Castejón de Sos empezó la aventura, subida a Cerler con mucha gente con el problema de siempre, nieve y no colocar cadenas desde la rotonda o ni tan siquiera llevarlas, ni ruedas de nieve, total coches cruzados, en las cunetas y hasta abandonados, la subida estaba complicada aún pasando el quitanieves, pues nos lo cruzamos, llegamos a casa y la nevada era intensa.
El despertar ha sido alentador nevada hasta las partes bajas del Valle, cumbres ventadas, siempre podremos esquiar en las zonas medias y más resguardadas, como siempre aconsejo estos días es venir preparados con los esquís de travesía y cuando has realizado unas cuantas bajadas y antes de tener síndrome de hanster, es cuando hay que calzar las focas a los esquís y explorar un poco, recomiendo bosques por la visibilidad y el resguardo que dan, no nos hemos equivocado, bonita subida y buena bajada abriendo huella con unos amigos a los que les he hecho sufrir subiendo por el laberinto de pinos hasta lo alto de La Rabosa.
Vistas fantásticas de la zona de Eriste.

Aunque la nevada ha dejado casi 20 cms , las zonas altas han sido venteadas.
Pico Cerler
Mi silla preferida cerrada, el viento fuerte en cotas altas.
Dejamos atrás la Pizzería el Bosque.
Nos adentramos enel bosque.

¿Dónde me han metido? 



Los ZAG Ubac 95 ya son inseparables.



Entre ramas.
Atacado por los pinos.

¿Falta mucho?









La bajada, primeras huellas.
Carme sufriendo, jeje
Manuel
Eliseo
Esquiar entre pinos es un placer.
El fotón del día, pero un día explicaremos como está realizado ...
Ahora nos toca esperar que tal día nos depara mañana.

martes, 23 de enero de 2018

Primera vez en Panticosa, ya tocaba ...

Vistas desde la zona más alta de la estación de esquí y snowboard de Panticosa.
Pues eso, primera vez en Panticosa, lástima de la lluvia de días anteriores, porque con buena nieve hubiera probado más bajadas, pero el Pirineo no está como para tirar cohetes hasta que llegue el nuevo frente frío. Estación pequeña y con remontes bastante anticuados pero con gran pista de vuelta a casa.
De todas formas era día de relax con muy buena compañía y las ganas de conocer estas simpáticas pistas.

Buen pisado de pistas, lástima que los fuera de pistas estaban helados, pues tiene mucho juego en este aspecto; dos zonas muy diferenciadas vistas espectaculares, pero FF caro para lo que ofrecen y un poco abandonada por Aramón.

Laura, Jesús y Yolanda, todo un lujo esquiar con ellos.
Subiendo por el telecabina dejamos el pueblo de Panticosa.






Los ibones helados.

Buscando "drops"


Halo de sol.
No es una estación con remontes modernos a pesar del telecabina.
El trio que me acompaña y las Rocosas detrás, jeje
... y ya salió la mosca.
 Y sí después de la ruta turística de la estación, nos hemos dedicado a esquiar ...
































 Mientras tanto Juan Pedro nos sobre volaba y nos mandaba estas fotos desde un avión.






Y comida en Biescas.
 En enero y con temperaturas típicas de abril, parecía más primavera que pleno invierno, esperando los próximos cambios de la meteo.